Letter From Our Founder

La sobreexplotación de los recursos naturales por parte de los seres humanos ha crecido hasta el punto de que, como especie, estamos superando los límites del planeta. Vivimos en un sobregiro ecológico y tenemos que saldar la deuda y empezar a vivir dentro de los límites de nuestro capital natural.

Antes de fundar Medik8, pasé casi 5 años viajando como mochilero por Asia, alimentando mi pasión por el mundo natural y el profundo respeto e interés por nuestra diversidad humana. La pionera Anita Roddick, de The Body Shop, que defendió el comercio justo y fue pionera en el movimiento natural, me inspiró en los negocios. Sin embargo, y de forma vergonzosa, no era consciente del daño que causaba nuestro uso excesivo de los combustibles fósiles o de los peligros crecientes de los residuos plásticos. Mis primeros años en el mundo de los negocios se desarrollaron en esa marea de inactividad temporal entre la "edad de no saber/preocuparse" y la actual "edad de pasar a la acción".

En la última década, empezamos a actuar. Eliminamos toneladas de plástico de nuestros envases y utilizamos vidrio reciclado en nuestras botellas. Estas primeras iniciativas nos llevaron a cambiar de mentalidad en 2018, pasando de ser parciales a ser una cruzada. Nos comprometimos a ser una marca de cuidado de la piel del futuro. Un futuro sostenible de rápido crecimiento.

Nos ha llevado algún tiempo desarrollar un plan serio y creíble que esperamos poder cumplir. Un plan que nos situará en el primer cuartil de las marcas de belleza. Un plan que se traducirá en resultados para todas nuestras partes interesadas. La transformación sostenible es un viaje realmente complejo y es especialmente difícil para Medik8, una marca que da prioridad a los resultados y en la que el envase es funcional. Hoy puedo compartir ese plan con ustedes.

Para la próxima generación, y las que les sigan…

Elliot Isaacs, Fundador de Medik8